Beato de Liébana códice de Tábara, año 970

4.919,00

Empezó siendo copiado por Magio y lo terminó su discípulo Emeterio en el 970. El códice se inserta en la escuela leonesa del siglo X y forma parte del grupo de los Beatos más antiguos. Mide 25,5 x 36 cm y se compone de 168 folios.

Hay existencias (puede reservarse)

Añadir a seguimiento
Añadir a seguimiento
Categorías: ,
Referencia: 263TES Etiquetas: Fabricante:

Descripción

Este extraordinario Beato forma parte de los fondos del Archivo Histórico Nacional.  El manuscrito original ha sufrido una salvaje mutilación a lo largo de su historia, persistiendo sólo 8 del posible centenar de miniaturas con que suelen estar iluminados los Beatos. Empezó siendo copiado por Magio y lo terminó su discípulo Emeterio en el 970. El códice se inserta en la escuela leonesa del siglo X y forma parte del grupo de los Beatos más antiguos. Mide 25,5 x 36 cm y se compone de 168 folios.

De resultas de la nefasta desamortización de Mendizábal, este códice fue a parar a poder del archivero de León, Ramón Álvarez de la Braña, pasando luego a la madrileña Escuela Superior de Diplomática y acabó formando parte de los ricos fondos del Archivo Histórico Nacional en Madrid, donde se custodia con la signatura 1097B. La crítica reciente mantiene que este códice está formado por un grueso manuscrito básico al que se añadieron en tiempos medievales dos folios (fols. 167 y 168) procedentes de un beato del monasterio de San Salvador de Tábara (de ahí que reciba esta denominación), folios que hubo que recortar por ser de un tamaño mayor. Estos folios, cuyo contenido ha dado nombre a todo el manuscrito, contienen la famosa miniatura de la torre de Tábara, en la que figuran dibujados el scriptorium del monasterio de San Salvador, y en él trabajando los calígrafos y miniaturistas Senior y Emeterio y un auxiliar. Del primer manuscrito, formado por 166 folios de 25,5 x 36 cm, y escritura visigótica a dos columnas, se desconoce de qué monasterio procede, y sólo es seguro que es leonés y datable con seguridad en el siglo X, es decir, de la época de esplendor caligráfico y miniaturístico. Intervinieron en su confección dos copistas, uno de los cuales suscribe su trabajo con un “Monniu presbiter scripsit”.

Como en otros códices visigóticos, también en éste aparecen glosas marginales escritas en árabe, lo que demuestra que la lengua básica de algunos miembros de aquella comunidad monástica era el árabe de la España musulmana. Las iluminaciones conservadas, aparte de la escritura, muestran que el libro se inserta en la gran escuela leonesa del siglo X. En el colofón que remataba la obra, escrito bajo una monumental y artística omega, se cuenta que aquel beato empezó siendo copiado por el maestro Magio, pero le sorprendió la muerte y la comunidad monástica llamó entonces a su discípulo Emeterio, que lo terminó el día 27 de julio del año 970, al cabo de tres meses de duro trabajo.

Como en todas estas ediciones, se complementa el facsímile del códice original con un libro estudio histórico-codicológico.

Gastos de envío por cuenta del comprador, según pedido y destino. Consúltenos cualquier duda, así como por cualquier otro Beato o facsímile que esté buscando.